El Descenso del Sella Adaptado surge por iniciativa de José María Prendes Arena, hombre con experiencia dentro del mundo del piragüismo a pesar de la polio que padece. Gracias a la Escuela Asturiana de Piragüismo, en el año 1.994, siete participantes fueron los pioneros de esta prueba: Maki, Parada, Alejandro, César, Chema, Richar y Alberto.

 La fecha elegida para el primer Descenso del Sella Adaptado fue el domingo anterior al Descenso Internacional, tomando así una referencia consolidada en el calendario en ediciones posteriores. 

 Desde aquel momento, Bomberos del Principado de Asturias y varias Agrupaciones de Protección Civil (Llanes, Piloña, Ribadesella, Gijón y Mieres) así como los monitores de la Escuela Asturiana de Piragüismo, dan cobertura al operativo de seguridad, dentro y fuera del cauce del Sella. Además, presta su colaboración el voluntariado de FEDEMA y la Federación de Piragüismo del Principado de Asturias, encargada de los jueces y cronometradores del tramo competitivo.

 Progresivamente, después de la citada primera edición, el número de participantes ha ido en aumento; al año siguiente, en línea de salida, ya se doblaba el número de inscritos.

 La prueba consta de un tramo de río no competitivo, entre la salida de Arriondas y Llordón, de unos 11 km, punto en el que se produce el reagrupamiento de los participantes y donde la organización ofrece un pequeño tentempié. Desde la pasarela de La Uña hasta la meta situada en Llovio, bajo el puente de Feve, se desarrolla la competición, de unos 5 km de recorrido.

 En la actualidad, y desde hace ya unos años, se supera el centenar de participantes con discapacidad, con un operativo de seguridad de casi 60 efectivos, más de 40 voluntarios y casi 500 personas participando activamente en el Descenso.

 

Como norma de seguridad adicional, en cada embarcación baja una persona con discapacidad junto con otras que no la tiene, la cual es llevada como acompañante por el participante o en caso contrario, puesta por la organización siempre que esta circunstancia se notifique. Es posible que dos personas con discapacidad vayan en la misma embarcación siempre y cuando su nivel de lesión lo permita.

 Durante las pasadas 22 ediciones (20 teniendo en cuenta que en el año 2009 fue necesario suspender la prueba debido a las condiciones del río), 6 deportistas han inscrito su nombre como campeones absolutos de la prueba.

 

Jonás García, con 8 triunfos (2006 a 2008, 2010 a 2013, 2015) es el “Rey del Sella Adaptado”. Le siguen con 3 victorias, José María Prendes (1996 a 1998), Marco Antonio Ruiz (2002 a 2004) y José Andrés Blanco (1999, 2000 y 2005). Con 1 triunfo, Manuel Tejería (2001) y Ernesto Fernández (2014).

El récord de la prueba lo tiene Jonás García, en el año 2013, que cubrió la parte competitiva junto a Rodrigo Hortal en un tiempo de 22:58,260.

 

Toda la información sobre este evento en:

 http://descensodelsellaadaptadofedema.blogspot.com.es/